Tutorial revoque de barro para sellado de paredes

Hacer y aplicar revoque con barro para paredes

En interiores y exteriores, el revoque con tierra cruda es ecológico, decorativo, y si lo haces tú mismo con la tierra de tu jardín, será muy económico. ¿Sabías que la tierra de tu jardín podría usarse para enlucir las paredes de tu casa? Incluso puedes mezclar y aplicar este revoque natural tú mismo. Aquí están las cosas que necesitas saber antes de salir y poner tu jardín al revés.

El revoque de la tierra cruda tiene muchas ventajas. Además de proteger tus paredes, es un revestimiento muy decorativo, ya que la arcilla puede tener hermosos tonos ocres y a veces incluso azules. Y además puedes hacer formas y figuras a tu gusto.

En el interior, el revoque de arcilla ayuda a regular la humedad: la arcilla absorbe la humedad cuando es demasiado alta y la difunde de nuevo cuando el aire es demasiado seco.

En el exterior, el revoque de tierra sólo se aplica en fachadas protegidas del clima. Así que es posible en el exterior, si su techo tiene un gran saliente o alero, por ejemplo.

Contrariamente a lo que se podría pensar, la capa de tierra puede ser usada en todas las casas. En la nueva construcción, el revestimiento de tierra se utiliza más a menudo para casas de paja, especialmente si construyes tu propia casa de paja, pero también se puede aplicar sobre piedra, adobe, super-adobe, hormigón, bloques de hormigón y ladrillos. También es popular para renovar casas de piedra de escombros.

¿Puedo usar la tierra de mi jardín?

Para averiguarlo, tienes que cavar más profundo de 30 cm. Esta primera capa no puede ser usada para este trabajo. Necesitas encontrar suelo arcilloso. Para reconocerlo, es simple: si lo humedeces ligeramente y mezclas un puñado con las manos haciendo una bola, debe pegarse sin ensuciarse los dedos.

Si tu suelo es demasiado arenoso, no te desesperes: puedes corregirlo agregando mas arena.

Realizar pruebas para obtener la dosis perfecta

 

Lo primero que hay que hacer es limpiar la capa superior del suelo que no es útil para este trabajo, pero que puede ser utilizado en el huerto si lo deseas.

A continuación, tomará una buena muestra de suelo y realizará varias pruebas.

La prueba de la bobina

Una vez que la tierra arcillosa ha sido tamizada (2mm) y humedecida, se hace una bobina de unos 5mm de diámetro enrollando el material en las manos. Hacer una salchicha de 15 cm sin que se rompa. Si puedes levantarla tomándola por un extremo sin cortarlo, estás realmente en presencia de un suelo muy arcilloso (aglutinante que buscamos para nuestras obras).

Prueba de la jarra

También usada comúnmente en la huerta, que nos permitirá definir la estructura de nuestro material y en particular la cantidad de arcilla en nuestra muestra.

La prueba es bastante simple, en un gran frasco de vidrio se pone la muestra de tierra, se agrega agua casi hasta el borde, y se agita. Espera a que el material se asiente (de varios minutos a una hora) y vuelve a agitarlo. La materia se desintegrará y luego se asentará en el frasco en capas.

Los agregados más pesados: arena, guijarros, caerán primero al fondo del frasco. Luego los limos se asentarán y finalmente las últimas partículas, los finos se asentarán y en este caso los que nos interesan: la arcilla. Sólo tendrás que medir la cantidad de arcilla en relación con la cantidad total de materia con una regla y luego hacer un porcentaje. ¡Tendrás que volver a las viejas clases de matemáticas!

Más allá del 10% de arcilla, es bueno para hacer un revestimiento de tierra, por debajo de este nivel, le falta aglutinante y tu tierra no será utilizable, a menos que añadas un poco de yeso o cal.

Banco de pruebas

Una vez realizadas estas primeras pruebas, viene la prueba del “banco de pruebas” que te permitirá definir la dosis de tu futuro revoque. Intenta encontrar un pequeño lugar en donde apoyar las muestras. Mójalo. Luego, según el diagrama, prueba varias dosis de arena, otros rellenos que desees introducir en la mezcla (paja, paja de lino, mika, etc.).

Por cierto, es importante saber que si se quiere hacer una capa de tierra de 6 mm de espesor, el relleno no debe ser más grande que la mitad de la capa, es decir, 3 mm.

Por ejemplo, de izquierda a derecha harás pequeños cuadrados idénticos de 1 volumen de tierra arcillosa + 1 volumen de arena, el pequeño cuadrado de al lado hará 1 vol de tierra + 2 vol de arena etc…

De arriba a abajo, haz lo mismo con la paja o la otra carga deseada. Déjalo secar y luego observa. La mezcla de tu perfecta capa de suelo será la que no se desmorone demasiado y no se agriete.

“Tiene que pegarse a la pared”

Pero al mismo tiempo si hay demasiada arcilla, el revoque se romperá al secarse. Así que tienes que hacer pruebas con varias dosis: aplicar diferentes mezclas a una pared, dejar secar (puede ser necesario varios días), observar el resultado y elegir la dosis que no se rompa. El revoque de barro no debe agrietarse.

Como aplicar el revoque

Ten en cuenta que la preparación de la superficie es importante. En primer lugar, siempre es preferible poner la tierra sobre soportes con un buen agarre: tierra, cal, bloques de cemento u otros.

Los enfoscados se colocan generalmente de la siguiente manera: un revestimiento o capa de adhesión, cal o tierra, en el caso de un enfoscado de tierra, siempre es preferible permanecer sobre el mismo material. Luego viene la capa del cuerpo, una capa más gruesa, plana (si quieres) pero no lisa para mantener el agarre. Esta capa puede romperse, por lo que es mas sensible en términos de dosis. Una vez que el revoque se seca y se rellenan las grietas, viene el revoque de acabado para la representación estética.

La capa de acabado se aplica siempre de arriba a abajo, para no ensuciar lo que ya se ha hecho, sobre una superficie húmeda. Empezarás a mojar varios días antes del trabajo para terminar con un último riego antes de empezar.

El revestimiento se colocará según el grosor elegido, evitando aplicar más de 1 cm de una sola vez, por el riesgo de agrietamiento.

Haz tu mezcla, añade agua para obtener una pasta espesa, un poco más que el requesón, y aplícala de acuerdo con las técnicas habituales de aplicación de revoque. La técnica es importante, y desafortunadamente no es transmisible por un artículo escrito, pero después de un cierto número de metros cuadrados, deberías empezar a obtener buenos resultados.

Para terminar

Después de unas horas, cuando el revestimiento comience a secarse, alisa la superficie con una esponja húmeda. Inmediatamente después, usa un cepillo seco, que quitará un poco de arena y restaurará la cohesión de las arcillas de la superficie.

Para limpiar manchas o rellenar una grieta estructural, nada más fácil: alisa con la esponja húmeda y vuelve a barrer.

Cosas para recordar

El revoque de tierra tiene muchas ventajas: es ecológico, regula la humedad en la casa, también es económico, especialmente si lo haces tú mismo.

Para saber si el suelo de tu jardín es utilizable, excava a más de 30 cm de profundidad y comprueba que el suelo es arcilloso (pegajoso sin mancharse los dedos cuando está mojado).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here