Home Bioconstrucción Tutorial horno de barro artesanal

Tutorial horno de barro artesanal

0
51

Un método ancestral que se remonta a un pasado muy lejano, el horno de tierra cruda y paja ha vuelto a ser el centro de atención desde hace unos años. Bastante simple de hacer, y muy barato, incluso casi completamente libre en materiales, este estilo de horno permite el uso de recursos locales, es biodegradable y respirable.

Su único inconveniente es que necesita ser protegido de la lluvia, por lo que hay que construirle un refugio, a menos que se construya dentro de un edificio para albergarlo.

En este artículo te enseñamos cómo construir un horno de barro artesanal muy fácilmente.

Utilizaremos un método que solo necesita paja, arena, arcilla y agua, no usaremos ladrillos ni cemento para su estructura.

Materiales para construir un horno de barro

El horno de barro es muy fácil y rápido de instalar. Aquí la lista de materiales necesarios para su construcción:

Tierra arcillosa
Paja
Un sólido soporte para el horno

Tablas de madera
Agua
Cal (opcional)
Como puedes ver, requiere muy poco material.

¿Cómo se construye un horno de barro?

Para empezar, tendrás que tamizar el suelo de arcilla, para quitar piedras y otros agregados como sea posible. Es una tarea bastante ingrata, que llevará un poco de tiempo, pero es necesario para hacer una buena mezcla.

Segunda tarea un poco larga y repetitiva, cortar los hilos de paja, para hacer trozos de entre 3 y 5 cm. Una vez que estas dos tareas están hechas, puedes empezar a hacer la mezcla.

Preparar la mezcla

Nosotros hicimos la mezcla de una manera bastante arcaica, que fue el enfoque de la realización de este horno, una conexión con nuestra cultura ancestral. No respetamos las proporciones exactas, hicimos un poco al sentimiento, a lo visual y al tacto.

Pero si se quiere respetar las proporciones correctas, se suele decir que se necesita 1 volumen de tierra para 3 o 4 volúmenes de paja. El agua siempre va a depender de la cantidad de mezcla que deseemos hacer, hay que ir poniendo de a poco hasta que logremos la consistencia que se quiere.

En una gran cuenca o en un pozo en la tierra, ponemos un poco de arcilla, un poco de paja y un poco de agua. Entonces, mezclamos usando los pies. Tienes que revolver y mezclar bien para incorporar los elementos. Ve añadiendo más agua o arcilla hasta lograr una mezcla homogénea, que no sea ni muy seca ni muy líquida.

Comenzar a construir el horno de barro

Antes de construir el horno, se debe hacer marcas en la base, para delimitar las paredes interiores y exteriores, donde debe estar la puerta y donde debe estar la chimenea.

El modelado comienza con la fabricación de la base del horno, que es simplemente su piso. Aquí también es donde se cocinará la comida y donde se hará la conexión.

Para hacer la base del horno, utiliza la misma mezcla, si dispones de botellas de vidrio es buena idea colocarlas en base cubiertas por la arcilla, esto ayudará a mantener la temperatura por mucho más tiempo dentro del horno.

Esta base debe cubrir toda la superficie del horno. Nosotros lo hicimos de 20 centímetros de espesor, porque como el horno está construido sobre un tambor de madera era mejor hacerlo muy grueso, para evitar que el tambor se caliente demasiado, o incluso se encienda. Si fabricas tu horno en una base de ladrillos o concreto no es necesario este paso.

Montando las paredes del horno

Primero que nada debemos buscar el centro de la base, ponemos un marcador (una rama de madera o un calvo) para mantener nuestro centro a la vista.

Luego se debe delimitar el espacio para la puerta, entonces haz un cuadrado de madera, del tamaño desees la puerta. Lo instalas provisoriamente para ir levantando las paredes y que quede el espacio para colocar una puerta de metal más adelante.

Entonces, empezamos a montar las paredes del horno. En su mayoría, deben tener 15 centímetros de espesor, excepto el techo que debe tener 5 centímetros de espesor.

Lo ideal es hacerlo gradualmente, para evitar que se seque demasiado. Es decir haz un poco de mezcla, luego modela el horno y así sucesivamente.

Para ayudarnos a inclinar las paredes, rellenamos el interior del horno con paja bien compactada, se le da la forma que se desea el horno y usamos la paja como apoyo.

Para la chimenea, puedes tomar un tubo de zinc del mismo diámetro de la futura chimenea y colocarlo cuando la mezcal está fresca, continua moldeando el horno, luego cuando el horno está terminado este tuvo se desecha y se coloca la chimenea.

Cuanto más alto se vaya subiendo, más hay que empacar la paja, para que las paredes aguanten bien durante la construcción, especialmente para el techo, que es más delgado.

Aplicar el revoque exterior

Unos días después, se hace la mezcla de acabado. La cual se hace sólo con arcilla y agua, se puede agregar un poco de arena fina en la primer capa de revoque, en las siguientes sin ella, y no debe contener paja.

Para un buen acabado, te aconsejo que mezcles la arcilla con un poco de cal, para tener una representación más estética y duradera.

La consistencia de la mezcla debe ser homogénea y consistente, ni muy líquida ni muy espesa.

Se debe aplicar en capas finas de no más de dos o tres centímetros de espesor, luego de que se seque notarás grietas, esto es normal, ya que se debe revocar el horno varias veces.

La segunda capa de revoque puedes aplicarla a la semana de haber hecho la primera o unos días antes si el clima es seco y caluroso, y así sucesivamente hasta lograr que ya no se agriete más, aunque ten en cuenta que algunas grietas son normales. Lo importante es que no se escape el humo por ellas.

Espera un mes para que el revestimiento exterior se seque bien y poder quemar la paja del interior del horno, para secar y quemar el interior.

Quemar la paja del interior

Es necesario tomarse el tiempo de quemar la paja gradualmente, para evitar un choque térmico demasiado grande, por lo que hay que evitar hacer una gran llamarada. Esta operación nos llevó dos horas.

Para tu información, la paja creará mucho humo, así que evite estar frente a ella todo el tiempo o proteja tus vías respiratorias. Para iniciar el fuego con éxito, obviamente tendrás que quitar un poco de paja para crear un espacio de combustión.

Al día siguiente, o los días siguientes, puedes hacer un pequeño precalentamiento. Esto permitirá que el horno termine de cocinarse en el interior por si acaso y lo preparará suavemente para su primer calentamiento real.

El exterior siempre será crudo, por eso es necesario protegerlo de las lluvias. Puedes construir un techo simple usando chapas de zinc sobre el horno si no lo instalaste en un lugar protegido.

Una vez que se hayan completado todos estos pasos, su horno estará listo para ser usado.

Primeros usos del horno de barro

El uso del horno también es bastante simple, sólo hay que hacer un fuego dentro del horno. Sin embargo, hay algunas recomendaciones:

– Haz un fuego gradual, sin grandes llamas. Un gran estallido creará demasiado choque térmico, que dañará tu horno muy rápidamente, creando grandes grietas. Por lo tanto, tendrás que alimentar su fuego gradualmente, no poniendo demasiados troncos a la vez.

– No utilices troncos demasiado grandes, más bien troncos pequeños o medianos, por las mismas razones que las mencionadas anteriormente.

– Antes de cocinar tu comida, esparce sus brasas por toda la superficie del horno y deja que se caliente por unos minutos.

El tiempo de calentamiento variará de acuerdo a tus necesidades de cocina. Si sólo se trata de hacer uno o dos panes o unas pocas pizzas, 1 hora, 1h30 máximo, será suficiente para la buena cocción de tus preparaciones. Para cantidades más grandes o para tiempos de cocción más largos, el tiempo de calentamiento será mayor.

Al principio, tendrás que hacer algunas pruebas, es normal, excepto si introduces un termómetro en el horno, que te permitirá saber cuándo el horno está lo suficientemente caliente.

Mantenimiento del horno de barro

El mantenimiento del horno no es muy exigente, sin embargo con el tiempo tendrá que rellenar algunas grietas y rehacer un poco de revestimiento, lo cual es normal.

Inevitablemente sufrirá choques térmicos vinculados a las estaciones y a la humedad.

No dudes en comprobar que no haya grandes grietas, especialmente dentro del horno. Es mejor volver a poner un poco de revestimiento rápidamente, que dejar que una grieta se extienda y arriesgarse a la rápida degradación de las paredes o el suelo.

¿Qué se puede cocinar en un horno de barro crudo y paja?

Bueno, diría que casi todo lo que se puede cocinar en un horno tradicional. Normalmente estos hornos están hechos para hornear pan y pizza, pero también puedes hornear tus pasteles, tartas, galletas, gratinados, verduras asadas.

Así que puedes hornear varias cosas a la vez, o en sucesión, para optimizar el calentamiento de tu horno.

Datos finales

Para concluir, diría que el horno de barro crudo y paja es simple de montar, rápido de construir y muy creativo.

La arcilla y la paja son materiales que se pueden encontrar localmente, ver que se pueden producir por sí mismos, por lo tanto muy bajo en la huella de carbono.

También son 100 por ciento biodegradables y completamente ecológicos, a menos que se utilice paja tratada, lo que obviamente no aconsejo.

La madera también es bastante fácil de encontrar y también puedes producirla tú mismo.

Por último, pero no menos importante, te permite crear una cocina al aire libre, que te llevará un poco fuera de tu casa y disfrutar de las estaciones.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here