Home Bioconstrucción Tutorial de Techo Verde

Tutorial de Techo Verde

0
25

Guía para hacer un techo verde, todo lo que tienes que saber a la hora de hacerlo

La técnica de techos verdes se ha utilizado durante miles de años, como su nombre indica, consiste en construir un techo cubriéndolo con sustrato y vegetación. En este artículo veremos como hacer un techo verde o también llamado techo natural.

Introducción

Además de una innegable ventaja estética, la instalación de un techo verde le permite realizar importantes ahorros de energía, disfrutar de un aislamiento térmico y acústico de calidad, promover la conservación de su casa o edificio, restaurar y proteger la biodiversidad y contribuir a la protección del medio ambiente. El techo verde o también llamado techo natural, es en efecto, una excelente alternativa a los espacios verdes que generalmente están ausentes en las zonas urbanas y aportan su cuota de oxígeno.

Estamos viendo que el creciente interés por una vivienda ecológica está incrementando la demanda de techos verdes, tanto por el aspecto estético como por el confort que este tipo de techos “vivos” pueden proporcionar. El techo verde se puede utilizar en el caso de una ampliación de una casa, o durante una nueva construcción.

¿Por qué razones hacer un techo verde?

Si usted todavía está dudando en elegir un techo verde, aquí hay algunos argumentos que pueden ayudarle a hacer su elección:

Es un excelente aislamiento natural

¿Busca un buen aislante para tejados planos? Eso es bueno, el techo verde es una excelente alternativa. Es conocido por proporcionar un aislamiento térmico de calidad y proteger a los habitantes del edificio del calor y el frío. Los estudios también han demostrado que reduce el ruido en unos 50 db.

Un techo natural es, sin duda, un activo estético

Esta técnica de techado no sólo ofrece una vista sin obstáculos, sino que también le permite dar rienda suelta a sus gustos y personalidad. Podrá adaptarlo a sus deseos y plantar sus plantas favoritas.

Para reducir sus facturas

Gracias a sus eficaces propiedades de aislamiento térmico, el techo verde le ofrece la posibilidad de reducir sus facturas de calefacción en invierno y de no utilizar el aire acondicionado en verano. Un techo verde es también una excelente inversión a largo plazo, ya que protege su tejado de forma más eficaz de las inclemencias del tiempo y de otras agresiones externas.

Ayuda a la ecología

Al elegir un techo verde, usted tiene la oportunidad de restaurar la biodiversidad, optimizar la emisión de oxígeno y reducir las emisiones de dióxido de carbono. Como parte de un enfoque de desarrollo sostenible, esta alternativa también ayuda a combatir la contaminación porque, como se puede ver, este tipo de techo retiene la mayor parte de la suciedad que vuela en el aire (polen, polvo, etc.)

Ofrecen una mejor impermeabilización de su techo

Las cifras indican que el techo verde podría absorber hasta un 75% del agua de lluvia que cae sobre él y filtrar sólo un 25% cada año. De este modo, contribuye a reducir el coste del tratamiento del agua hasta en un 10%.

El coeficiente de aislamiento de este revestimiento, dadas las múltiples capas que lo componen, es bastante elevado, lo que hace que sea fácil de calentar en invierno y se mantenga relativamente fresco en verano (siempre que el aislamiento proporcionado por las ventanas y las paredes sea el adecuado). Un techo verde se instala rápidamente, no requiere una pendiente significativa (a diferencia de las tejas) y tiene una vida útil casi equivalente a la de un techo tradicional.

Puede elegir entre tres tipos de techos verdes

El techo verde amplio
El techo verde intensivo
El techo verde semi intensivo
El techo verde amplio

Muy fácil de instalar, este tipo de techo verde se recomienda para grandes superficies. ¿Su particularidad? Requiere sólo una pequeña cantidad de sustrato (6 cm de espesor), es ideal para plantas musgosas y grasosas y requiere un mantenimiento mínimo, el riego y el abono no son necesarios tan seguido, el deshierbe se lleva a cabo sólo cada seis meses.

El techo verde intensivo

Al requerir un sustrato más grueso, entre 20 y 60 cm, este tipo de techo puede acomodar plantas con raíces más profundas, como el techo verde extensivo. Es ideal para arbustos pequeños, pero no es fácil de hacer, a menudo es esencial recurrir a un profesional para poder llevarlo a cabo. También requiere un mantenimiento regular, ya que las plantas que se instalan allí tienen una necesidad de agua particularmente alta.

El techo verde semi intensivo

Recomendado para tejados planos, este tipo de reverdecimiento ofrece un buen compromiso entre un reverdecimiento intensivo y uno extensivo. Le da la oportunidad de plantar céspedes, plantas perennes y arbustos sin tener que realizar un mantenimiento frecuente y riguroso.

¿Qué plantas elegir?

Dependiendo del tipo de techo verde, usted tendrá la opción de elegir entre:

Plantas suculentas

También clasificadas en la categoría de plantas carnosas, las plantas más comúnmente utilizadas para los techos naturales son los sedums. Son pequeños arbustos que tienen la particularidad de poder aclimatarse al calor, al frío y a la sequía. Por lo tanto, los sedums requieren muy poco mantenimiento. Por otro lado, también son muy sensibles al agua, por lo que para no destruirlos, es mejor proporcionar una capa drenante.

Perennes y bulbos

Esta categoría de plantas ofrece una multitud de opciones en términos de flores y sus colores: iris, narcisos y tulipanes, el punto fuerte de estas plantas es que sus flores no le temen al frío del invierno.

Las hierbas

El césped incluye todas las plantas que pueden representar “hierbas”. En la actualidad existen no menos de una docena de miles de especies y 700 géneros, sin embargo, los más utilizados en los tejados verdes son la festuca azul y la festuca amatista, que son conocidas por su alta resistencia. Los céspedes son muy fáciles de mantener.

¿Cuáles son las capas necesarias de materiales?

El techo vivo se compone de varias capas:

El soporte: es la estructura que soportará la vegetación (el techo). Lo ideal es usar vigas de madera que midan 8 x 2 pulgadas de espesor y con una separación entre cada una de 60 cm, encima de estas vigas se hace un entramado con maderas de 2 x 4 pulgadas y por ultimo se cubre todo el techo con enchapado de madera de 15 mm de espesor.

La barrera de vapor: es una película que impide la migración del vapor de agua hacia el techo. Para cumplir esta función, debe colocarse en el interior, contra el aislamiento.

Aislamiento térmico: es un material que aísla la cubierta de la vegetación.

La capa impermeabilizante: es una membrana que separa el sustrato del soporte. Su función es evitar que las raíces penetren en el tejado.La membrana es concida como geomembrana, su espesor debe ser entre 1 y 2 mm, cuanto mas gruesa mejor.

La capa drenante: es una capa compuesta de piedras, grava y bolas de arcilla que actuará como capa drenante para evitar la formación de agua estancada en el techo.

La capa filtrante: es una capa de vidrio o poliéster utilizado para evitar que el suelo o la vegetación obstruyan la capa drenante.

El sustrato: es el “suelo” generalmente compuesto de compost liviano, que se colocará sobre el soporte para la plantación.

La capa vegetal: sonlas plantas y flores elegidas.

Consejos

Un techo verde es más delicado que un techo convencional. Necesita mucha más atención y un mantenimiento regular, que consiste en:

– Riego sistemático hasta que las plantas estén bien establecidas.

– Riego cada seis meses, excepto en caso de sequía prolongada.

– Comprobación del buen funcionamiento de la capa de drenaje después de una estación lluviosa.

– Drenar el agua estancada en caso de que sé acumule.

– Deshierbe seguido, cuando vea que está bastante alta la vegetación.

En el siguiente vídeo puede aprender mucho mas sobre como hacer un techo verde, en el se explican todos los detalles y está muy completo;

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here