TRATAMIENTO ANTIACNÉ CON BICARBONATO

5
914

El bicarbonato es un producto muy fácil de conseguir y con unas sorprendentemente efectivas propiedades para nuestra belleza, desde un sencillo tratamiento antiacné con bicarbonato hasta la eliminación de lipido en nuestro cuero cabelludo.

El bicarbonato tiene propiedades que limpian, reparan y recomendable la apariencia de nuestra piel y nuestro cabello.

El acné es una dolencia de la piel que afecta las glándulas sebáceas. Los pequeños hoyos en la piel se llaman poros y se conectan a las glándulas sebáceas por debajo de la piel. Estas glándulas producen una sustancia grasosa llamada sebo. Los poros se conectan a estas glándulas a través de un canal que se llama folículo y, dentro de los folículos, el sebo transporta las células de piel muerta a la superficie de la piel. Un vello delgado también crece por debajo de la piel y pasa a través del folículo para llegar a la superficie. Cuando se tapa un folículo, se crea un grano o espinilla.

La mayoría de los granos o espinillas se encuentran en la cara, el cuello, la espalda, el pecho y en los hombros. El acné no es una amenaza grave para la salud, pero puede dejar cicatrices.

Para combatir los molestos granitos del acné simplemente debes hacer una pasta de bicarbonato de sodio con algunas gotas de limón y aplicarla directamente sobre el grano. Este tratamiento lo debes realizar por la noche ya que, si se expone al sol, podría causar manchas en la piel.

El bicarbonato de sodio también es  un producto muy efectivo para eliminar los molestos puntos negros que suelen aparecer con frecuencia en la zona T del rostro, ya que su textura áspera ayuda a limpiar profundamente los poros obstruidos. Para esto simplemente debes mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con un poco de leche y aplicarlo directamente en la zona afectada. Se deja actuar durante 15 minutos y se enjuaga con agua tibia.

Como además tiene propiedades que actúan como un exfoliante natural capaz de eliminar las células dañadas que pueden afectar la salud de la piel. Lo único que debes hacer es mezclar tres partes de bicarbonato de sodio por una de agua y frotar la piel deseada para eliminar las células dañadas. Como experiencia vas a obtener una piel suave, fresca y más clara.

El bicarbonato de sodio y el vinagre son dos buenos aliados para limpiar el cabello de forma natural y mantenerlo saludable. El bicarbonato de sodio ayuda a limpiar profundamente el cabello para eliminar excesos de lipido e impurezas. El vinagre por su parte es ideal para restablecer el manto acídico del pelo, a la vez que le proporciona brillo, suavidad y facilidad para desenredar.

Para aplicarte este remedio debes diluir una cucharadita de bicarbonato de sodio en 5 cucharadas de agua y extender la mezcla por todo el cuero cabelludo.  Posteriormente vas a diluir una cucharada de vinagre de manzana en una taza de agua y aplicarás la mezcla de la raíz a las puntas de tu cabello.

Aplica este tratamiento durante una semana. Luego, descansa algunos días antes de volver a utilizarlo. Posiblemente vas a notar algunos cambios propios de la desintoxicación del cabello, ya que este tratamiento es ideal para restaurarlo y eliminar todos los residuos que pueden afectar su belleza.

Si tu problema es un pelo graso el bicarbonato también puede ayudarte.

Un cabello grasoso suele lucir como si todo el tiempo estuviera sucio. Además, es más difícil de manejar y nos resulta muy desagradable por el exceso de aceite. Para eliminar esos excesos de lipido en el cabello y cuero cabelludo puedes utilizar las propiedades del bicarbonato de sodio, que te ayudarán a limpiar y mantener el cabello más fresco. Lo único que debes hacer es mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio con tu champú regular y utilizarlo como de costumbre, pero dejándolo actuar unos minutos adicionales. Enjuaga con agua fría y recuerda aplicarlo frecuentemente para lograr buenos experiencias.

Además te ayudará a mantener tus manos suaves.

La piel de las manos puede verse maltratada por el contacto que estas tienen todo el tiempo con diferentes productos químicos y otros agentes contaminantes del medio ambiente. Para suavizar la piel de las manos y eliminar las células dañadas simplemente debes preparar una pasta con un poco de bicarbonato y una cucharada de miel, la cual vas a frotar suavemente por todas las manos incluyendo las uñas.

Y también es un potente neutralizador que ayuda a combatir esos molestos olores de la transpiración. Para ello simplemente debes agregar media taza de bicarbonato de sodio en la tina (bañera) con agua caliente y utilizarlo durante el baño.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here