Inicio Arbol Genealógico Papel de cada hermano: pequeño, mediano y grande

Papel de cada hermano: pequeño, mediano y grande

0
605

¿Cual es el papel de cada hermano dentro de la familia y como le afecta ser el mayor, menor y el del medio? ¿El hermano del medio sufre más? ¿Los padres aman a todos por igual? ¿El benjamín es el más querido? Enfrentamientos, celos, envidia y competencia son sentimientos que corren debajo de las familias como un río subterráneo recubierto de aparente amor incondicional.

Familias

Por más que los padres juran y perjuran que los aman a todos por igual, que a todos los esperaron con las mismas ansias, que son los reyes de la ecuanimidad, hay que decirlo: no es así. La injusticia existe en las familias, micromundo de la sociedad entera. La igualdad, en el caso del trato familiar, es un ideal y un imposible.

“No le digas al resto, pero yo, a vos, te quiero más”, es la confesión de un padre en la adolescencia de su hija, quien siente entre gratitud y a la vez carga. Sus hermanos no han hecho nada malo, ¿se merece ella ese amor? Este afecto, no tiene nada que ver con lo correcto ni con lo incorrecto. “A vos te dejaron hacer todo, conmigo estaban muertos de miedo”, asegura una hermana mayor a quien sus padres educaron más duramente que a su segunda hermana quien, además tuvo la suerte de nacer de ojos celestes en una época en que este rasgos era sobre-valorado. Los benjamines, en general hacen lo que quieren y se compran a toda la familia porque son los más chiquitos. Ni hablar de las crianzas que se suceden en momentos distintos de la economía familiar: unos se criaron en bonanza y otros en el ajuste.

El primogénito

Como no tenemos experiencia, el primer hijo es quien nos enseña cómo ser padres. Todos los miedos, las inseguridades y las certezas se prueban con el primero. Con él se comenten los errores y se vuelcan las expectativas y el cariño guardado durante la espera (consciente o inconsciente). Antiguamente esto se expresaba en la institución del mayorazgo, donde el hijo mayor heredaba la jefatura de la familia y la totalidad de los bienes. Tiene la ventaja de ser hijo único durante un tiempo pero también estar bastante solo al principio y probablemente durante toda la vida. ¿Cargan con más responsabilidades que los demás?

El hijo del medio

El segundo hijo llega con menores expectativas. Está menos obligado a cumplir. El cariño y la dedicación es compartida, no para él solo. Se debe hacer un lugar. Pero sus padres tienen más experiencia, menos miedo y menos certezas. Tiene en casa un rival hostil al que le ha obligado a compartir. Pero también un compañero de juegos, un protector y un maestro más cercano a él que los adultos. Casi nunca va a estar solo.

La idea popular de que el del medio es el que sufre, o el mayor, y el menor es el benjamín, pero se trata de una lectura hacen los padres de la posición de ese hijo, dicen ‘pobre, el que quedo en el medio’ y esto configura al del medio como un pobre. Es cierto que el del medio suele querer encontrar algún lugar, pero siempre tiene que ver con la palabra de los padres, que esto ocurra o no.

El benjamín

El último hijo, está afectado por el duelo de la madre por otros hijos. Esto genera preferencias de la madre y con frecuencia una situación de rivalidad con el padre y los otros hermanos.

A estos factores descritos sucintamente debemos entrecruzarlos con el número de hijos, las diferencias de edades y el genero en la secuencia. Cada uno de ellos es importante y modifica la situación en la secuencia de hijos.

Cada familia lee la posición que tiene cada uno de los hijos. Puede ser que en determinado momento la familia tenga una visión y de repente cambie, para bien o para mal de los hijos. Y cada familia es distinta. La lectura que hagan de los padres de la situación va a determinar el vinculo de los hermanos. Si los padres remarcan mucho las deferencias positivas o negativas, eso crea rivalidad y son los mismos padres los que la construyen. Esto puede cristalizarse. A veces hay un preferido, y es difícil ocupar un lugar en el corazón de esos padres cuando ese lugar está ocupado.

Asesoraron: Stella Maris Gulian, psicoanalista, miembro de la Escuela Freudiana de Buenos Aires y el doctor Pablo Slemenson, psicoanalista, profesor y miembro del Consejo Directivo de la Asociación Escuela Argentina de Psicoterapia para Graduados y del Centro de Investigación y Orientación Psicoanalítica Rascovsky.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here