CAUSAS EMOCIONALES DE LA OBSESIÓN POR LA LIMPIEZA

0
8224
obsesión por la limpieza

Causas emocionales de la obsesión por la limpieza y el orden excesivo

El trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza, es una de las afecciones irracionales de tipo neurótico que padecen en su mayoría las mujeres y que en particular provoca problemas emocionales, como miedos, inseguridad, fobias y complejos; y síntomas psicofísicos como fatiga, estrés, insomnio, problemas en las articulaciones, bajón, accidentes, sobrepeso, sedentarismo, falta de apetito amoroso, irritabilidad, cefaleas, hipertensión y problemas vasculares.

Desarrollar un extremo sentido de la limpieza es contrario a la buena salud y el bienestar, aunque la higiene esté asociada con la prevención y el desarrollo de dolencias.

Las causas de este trastorno se atribuyen a las características de la personalidad perfeccionista, obsesionada por el control y la disciplina; a la falta de atención o de afecto, al estrés, a factores culturales aprendidos y al tipo de trabajo rutinario de una casa, que no se ve ni se valora y que no deja mucho margen para la creatividad.

Esta actividad representa un conjunto de rituales y manías para hacer las tareas hogareñas diarias, que se repiten todos los días casi sin variantes; y que se transforman en la razón de vivir.

El pensamiento que predomina en estas personas es repetitivo, y el sentimiento es de preocupación, inquietud y angustia; pero esa actividad obsesiva compulsiva le sirve sólo para calmarse por breve tiempo, porque ni bien llegan a reparar en algún leve desorden o atisbo de suciedad, se produce un círculo vicioso y vuelven a sentir la misma sensación de malestar que antes, que las obliga a reiniciar los rituales de limpieza.

Existen cinco rituales compulsivos vinculados con las obsesiones:

1) Los de repetición: (como por ejemplo, contar los escalones).
2) Los de comprobación: (como comprobar varias veces si cerraron la puerta con llave o si apagaron el gas).
3) Los de acumulación: (como guardar objetos innecesarios).

4) Los de orden: (como no tolerar los cambios de lugar o de posición de los objetos del hogar).
5) Los de limpieza: (como la preocupación exagerada por la limpieza del hogar y personal).

La obsesión por la limpieza puede provocar, además de adicciones, estrés, conflictos familiares y de pareja, y obligar a la persona a realizar una rutina diaria rigurosa que si no puede cumplir le producirá malestar e irritación.

La fórmula para lograr limpiar la mente y controlar estas compulsiones es:

1) Tomar conciencia del trastorno.
2) Tratar de disminuir la auto-exigencia.
3) No seguir pautas fijas para actuar.

4) Tener otras actividades más placenteras.
5) Salir de la casa y tratar de realizarse como persona individual desarrollando nuevos intereses.
6) Hacer programa para el tiempo libre.

7) Hablar con los familiares del paciente.
8) Aprender a disfrutar de la casa y de los familiares.

Cierto nivel de orden y rigor en la conducta y el interes de hacer las cosas bien, son rasgos ventajosos que pueden ser útiles en algunas circunstancias, pero cuando es tan exagerado que interviene en la actividad normal de una persona, es un signo de patología.

El tratamiento de una terapia cognitiva consiste en aplicar técnicas de control de la ansiedad, la práctica de la relajación para reducir el estrés y la posibilidad de evaluar la alternativa de un nuevo proyecto de vida.

Cómo parar la obsesión por la limpieza

Cualquier forma trastorno obsesivo compulsivo puede tener distintos niveles de gravedad. En casos muy graves siempre se debe buscar la ayuda de un especialista para poder manejar la situación. Pero en casos menos severos del trastorno, los consejos que presentamos a continuación pueden ser útiles. Si sufres obsesión por la limpieza, puedes seguir estos consejos:

Relájate antes de limpiar

Cualquier tipo de conducta obsesivo-compulsiva tiene su origen en la necesidad de reducir la sintomatología ansiosa. Puede que sea debido a un pensamiento supersticioso o a la idea de que si no está todo limpio un desastre puede ocurrir. La intención de la compulsión es reducir la ansiedad, pero existen otras maneras de relajarse. Por ejemplo, practicar Mindfulness, yoga o escuchar un CD de relajación.

Rompe con la rutina obsesiva

Es habitual en los trastornos de ansiedad que los psicólogos ayuden a los pacientes a poner prueba los pensamientos irracionales, para que de esta manera puedan ver por sí mismos que no pasa absolutamente nada cuando se exponen a la situación temida. Eso sí, la exposición debe ser progresiva. Por ejemplo, primero se puede retardar la conducta compulsiva 1 minuto, luego 2, luego 3, etcétera. De manera gradual puedes observar que, en realidad, el pensamiento obsesivo es irracional y los pensamientos catastrofistas no se cumplen.

No seas tan perfeccionista

En ocasiones, el trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza puede indicar que el individuo tiene una personalidad perfeccionista. El perfeccionismo hace referencia a la creencia de que siempre se debe alcanzar la perfección en todo lo que se hace. Esta creencia puede provocar serios problemas de ansiedad y, por tanto, conductas compulsivas. Entender que la imperfección es algo habitual en todos los seres humanos puede ayudar a reducir la ansiedad. Si no es posible hacerlo solo se debe acudir a un psicólogo, pues el perfeccionismo también afecta a la salud y al bienestar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here