Mensaje de los budas para hoy: esperanza

0
657

La esperanza es el estado de ánimo en el cual se cree que aquello que uno quiere o pretende es posible. Ya sea a partir de un sustento lógico o en base a la fe, quien tiene esperanza considera que puede conseguir algo o alcanzar un determinado logro.

Por ejemplo: “El equipo quedó a diez puntos del puntero aunque no pierde la esperanza de conseguir el título”, “Ya perdí la esperanza: no creo que pueda conseguir trabajo antes de fin de año”.

Si se siente esperanza sobre algo quiere decir que a la vez se tiene la confianza para saber que las cosas van a salir bien, es esa motivación que puede tener un individuo para poder establecer bases sobre un futuro, bien sea cercano o lejano, queriendo mejorar algo para así poder sentirse bien consigo mismo, y esta situación es posible con actitudes optimistas y perseverantes.

Muchas veces cuando se está pasando por un mal momento, sea cual sea el ámbito, puede ser en el amor, en el aspecto laboral o profesional, o cualquier otro, las personas suelen aferrarse a una esperanza motivada hacia tener fe en que algo va a salir bien o que las cosas mejorarán, pues es un recurso que ayuda a salir de una situación complicada y así no caer en depresión. Esa confianza es un estímulo donde se incrementa la perseverancia y la fuerza para seguir luchando por lo que de verdad se quiere.

La esperanza se puede ver como un estado de ánimo favorable para que los individuos salgan a flote en muchas circunstancias desfavorecedoras por las que puedan estar pasando, permitiendo así poder resolver los problemas satisfactoriamente. Por otra parte desde un punto de vista religioso la esperanza es una de las tres virtudes teologales que indica la religión católica, unida a la fe y la caridad, y son esas virtudes que Dios le donó a cada individuo para que fuera su reflejo en la tierra y así poder alcanzar la vida eterna.

Esperanza

Las personas suelen aferrarse a la esperanza cuando se encuentran en una situación complicada. Se trata de un recurso que los ayuda a no caer en la depresión, basadas en la idea férrea de que pronto las cosas mejorarán. Esa confianza actúa como estímulo y aporta fuerza y tranquilidad; por otro lado, cuando se pierde o resulta difícil alcanzarla, la vida se vuelve una ardua batalla contra los obstáculos.

La esperanza es un sentimiento positivo que le da sentido a la vida, que permite ver como posible aquello que deseamos. La esperanza es la que nos sostiene, como los pies para caminar, sin los cuales no hay posibilidad alguna de andar, ya que la esperanza nos da ánimo cuando las fuerzas nos abandonan y la cuesta es alta y difícil.

La esperanza es un estado de ánimo especial que se genera dentro de nosotros cuando todo parece haber terminado, cuando el panorama es cada vez más oscuro y la vida parece haber perdido significado. Cuando ya nada hay para hacer, cuando nos sentimos acorralados y sin fuerzas, la esperanza surge de nuestro interior como recurso final, como un detonante que permite encontrar un rumbo nuevo y levantar la cabeza para seguir adelante.

La esperanza es un bálsamo para sobrellevar la angustia e incertidumbre, implicando confianza en el presente y expectativa en el futuro, en la firme creencia de que éste será como anhelamos. La esperanza es un valor de las personas, que logran con ella renovar sus esfuerzos en medio de las dificultades, manteniendo inquebrantable su fe y sus ganas de luchar. La esperanza inspira a una vida de perseverancia que permite al ser humano levantarse después de cada caída.

En muchas ocasiones se necesita motivación y aliento para recuperarse, los cuales pueden surgir de la propia capacidad de resiliencia del sujeto para superar la adversidad y poder proyectarse nuevamente hacia el futuro. O bien la persona puede encontrar sostén y consuelo en su fe en el Señor, quien brinda fortaleza y alivio a los afligidos en un proceso en el que el cansancio y el sufrimiento son transformados en fuente de crecimiento espiritual y sabiduría.

La carta de los Budas para hoy te envía este mensaje:

La Carta dice: En su evolución, percibe las leyes de la naturaleza y su majestuosidad; de su contemplación y entendimiento nace el conocimiento de sus sentimientos.

Entiende la importancia y la progresividad de lo femenino que sintetiza la madre, esposa, familia, hijos, progreso, intuición.

La Esperanza.

En el silencio y bajo la suave luz de la noche, se siente iluminado por la luz de las estrellas.

Abandonado a su influjo, se libera de vida anterior.

Su intuición y su energía le llevan hacia el camino de la esperanza y de la luz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here