Home Tarot buda Mensaje de los Budas para hoy: El rajá

Mensaje de los Budas para hoy: El rajá

0
326

La Carta dice: Ha llegado el momento en que debe realizar la comunión consigo mismo para alcanzar el Reino del Amor. Abre en su corazón el amor hacia si mismo y hacia todo en cuanto le rodea, sabiendo que deberá someterse a pruebas que en ocasiones serán árduas, y que no le será fácil separar el amor hacia lo profano de lo espiritual.

El Rajá

El Raja. Latentes ya en él los sentidos del deber, del orden y la justicia, le impulsan a crear su propio estamento social, con poder para dirigir y autodirigirse con ética y moralidad.

El nacimiento de un ser justo ha empezado.

Se siente un hombre muy completo, convencido de su importancia como esposo y como padre, con plena confianza en su autoridad y su fuerza.

Rajá Yoga

El significado del término Raja Yoga es: Yoga Real aunque comúnmente se le conoce como Yoga Mental. Es el Yoga de la interiorización. El raja yogui investiga su mente explorando la consciencia en sus diferentes dimensiones.

En el Raja Yoga se dirige la atención a los planos interiores y se trascienden progresivamente el mundo exterior y el cuerpo físico. Desde la superficie del océano mental, se bucea hacia las profundidades de la mente, donde puede descubrirse y comprenderse todos los elementos que configuran nuestra naturaleza.

Raja Yoga utilizan los ocho caminos o medios.

Yama: Se refiere a la purificación interna
Niyama: Se relaciona con la limpieza, estudio y adoración de Dios.

Asanas: Relativo a las posturas del yoga.
Pranayama: Es el control de la respiración vital.

Prathyahara: Es el entrenamiento para hacer introspectiva la mente.
Dharana: Se entiende como la capacidad de mantener la concentración.

Dhyana: Se refiere a la meditación.
Samadhi: Es el mas alto estado de superconsciencia.

El Raja Yoga es la parte mental del Yoga mientras que el Hatha es la parte física, en el Raja Yoga se trata de controlar el prana por medio de la concentración mental y el Hatha Yoga, se consigue su control por manifestaciones físicas, por eso el autor Swatma Rama dice:

“A aquellos que vagan y luchan en la oscuridad incapaces de alcanzar el Raja Yoga, El Hatha Yoga les ofrece la luz”.

El Raja-Yoga plantea la ética, la epistemología y la metafísica, conjuntamente con la práctica de ejercicios físicos (posturas, asana), el dominio de la energía vital (control de la respiración, pranayama), el control de los sentidos (disminuir la actividad sensorial, pratyahar), la concentración (unidireccionalidad de la mente, dharana), la meditación (proceso de comprensión, dhayana) y la absorción (comprender e identificarse con lo comprendido, samadhi) con el fin de conseguir la liberación (moksha o mukti) que desasocia o aísla (kaivalya) al ser (purusha) de la naturaleza/materia (pakriti).

¿Qué es un rajá?

La palabra “rajá” envuelve una cierta aura de misterio y exotismo, concretamente, el asociado a la India. Los lectores más veteranos recordarán a James Brooke, el Rajá de Sarawak, el gran enemigo de Sandokán, el célebre pirata literario creado por Emilio Salgari a comienzos del siglo XX. También habrá quien recuerde al “Rajá de Calambur”, uno de los villanos contra el cual debió enfrentarse el Chapulín Colorado…

Poniéndonos algo más serios, señalemos que el Imperio Mogol de la India (1526-1857) es llamado también el “Raj Mogol”, y cuando pasó a manos inglesas, se pasó a denominar también “Raj Británico”.

En realidad, la palabra correcta es “raj” (“rajá” es, por lo tanto, una corrupción lingüística), y deriva del antiguo sánscrito. Aunque tiene cierta prestancia hablar de un “raj” o un “rajá”, lo cierto es que su significado es tan plano y obvio como el de “rey”.

Lo que es un poco más desconocido, es que “raj” y “rey” comparten un origen común. En el siglo XVIII, los eruditos descubrieron, para su sorpresa, que el sánscrito de la India y el latín estaban emparentados. De este modo descubrieron que la palabra latina “rex” (que derivó en el portugués “rei”, el castellano “rey”, el francés “roi” y el italiano “re”) tiene un origen común con la palabra “raj”, al igual que muchas otras.

Por su parte, la palabra “raj” dio origen al “maharajá”. Esta palabra sánscrita significa simplemente “gran rey” (“maha” significa “grande”). Como pasó con los Emperadores en Occidente, el pudor de tomar el título de “maharajá” cedió con el tiempo, y por ende, pasó de denotar un dominio universal en la India, a ser simplemente un gran señor, devaluando de paso este título; es la vieja historia del señorón que aspira a más con un título en grandes letras.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here