Zonas reflejas en la cara y correspondencia con sus órganos.

La Reflexología facial  es una técnica terapéutica para mejorar las dolencias de los órganos en el cuerpo humano.  Consiste en presionar determinados puntos nerviosos del rosto mejorando molestias que se generan por el tensiónes diario, los estados emocionales, las malas costumbres alimentarias, corporales, etc.

Todos estos factores modifican el equilibrio de nuestro organismo generando bloqueos de los canales energéticos.

Este masaje se realiza por medio de los dedos que ejercen una presión localizada que activa una determinada zona, generando alivio sintomático, liberando obstrucciones energéticas, permitiendo la liberación de endorfinas y regulando la circulación y el sistema inmune.  Conseguimos que el flujo energético se regule sin que intervenga ninguna medicina.

cara salud

cara salud

Zonas reflejas en la cara y correspondencia con sus órganos.

La Reflexología facial es una técnica terapéutica para mejorar las dolencias de los órganos en el cuerpo humano.

Consiste en presionar determinados puntos nerviosos del rosto mejorando molestias que se generan por el tensións diario, los estados emocionales, las malas costumbres alimentarias, corporales, etc. Todos estos factores modifican el equilibrio de nuestro organismo generando bloqueos de los canales energéticos.

Este masaje se realiza por medio de los dedos que ejercen una presión localizada que activa una determinada zona, generando alivio sintomático, liberando obstrucciones energéticas, permitiendo la liberación de endorfinas y regulando la circulación y el sistema inmune. Conseguimos que el flujo energético se regule sin que intervenga ninguna medicina.

Estimulación de los puntos faciales

El mejor momento para practicar la activación de puntos faciales es a primera hora de la mañana, ya que nos permitirá activar todo el organismo. No obstante, lo podemos hacer en cualquier lugar del día.

Podemos hacerlo sobre la piel seca o bien utilizar un poco de aceite vegetal, que puede ser, por ejemplo, de coco, de almendra o de oliva, según nuestro tipo de piel.

El primer paso consiste en frotarnos las palmas de las manos para calentarlas.
Acto seguido, apoyaremos el rostro, sin presionar, sobre las manos, para que reciba el calor generado y podamos empezar la activación.

Los ojos

Empezaremos activando los puntos que rodean los ojos y que se corresponden con los genitales y el aparato urinario.

Realizaremos pequeños movimientos circulares, y haremos el recorrido desde la base de la nariz hasta el principio de la ceja, seguiremos toda la ceja y rodearemos el ojo por la parte inferior, a lo largo del hueso del pómulo.
Lo haremos con ambas manos a la vez, en cada lado, tres veces. Repetiremos la activación dando suaves toques, con el mismo recorrido.

Rostro

La boca y las mejillas

Al masajear toda la zona que rodea la boca estaremos equilibrando el sistema endocrino, reproductor y digestivo. Es también una técnica muy útil para combatir el estreñimiento.

Pondremos la mano en horizontal, con el dedo índice justo debajo de la nariz, como si nos tapáramos la boca, y arrastraremos la mano hacia fuera.
Lo iremos haciendo con ambas manos, al menos 15 veces con cada una.

La nariz

La nariz representa la columna vertebral, y este masaje nos ayuda a relajar la espalda y las piernas, así como a mejorar la función reproductora y actividad.

Empezaremos frotando la punta de la nariz, que refleja la base de la columna, e iremos subiendo hasta el principio del pelo. Lo repetiremos 5 veces.

La frente

El masaje en la frente es muy relajante, ya que actúa sobre el sistema nervioso y las funciones cerebrales.

El movimiento es como el que hemos hecho en la zona de la boca. Con las palmas de las manos haremos movimientos horizontales hacia fuera alternando la mano derecha con la mano izquierda.

Las orejas

Masaje oreja

Esta activación nos ayuda a prevenir problemas de garganta y catarros, a relajar la espalda y equilibrar los ojos. También nos da calor y regula la tensión.

Haremos una “v” con el dedo índice y corazón de ambas manos, como en señal de victoria, y con ellos haremos una frotación enérgica de la parte delantera y trasera de la oreja, dejándola entre los dos dedos.

Todo el rostro y cuero cabelludo

Terminaremos el masaje realizando círculos amplios de intensidad media desde la barbilla, subiendo por las mejillas, hasta la frente y la raíz del pelo.

Si lo anhelamos, podemos completar este excelente y completo masaje facial relajando también el cuero cabelludo y la cabeza. Puede resultar muy útil para personas que padezcan migrañas o insomnio, y también para combatir la alopecia y la caspa.

Empezaremos haciendo círculos de cierta presión en la parte superior de la frente, justo donde empieza el pelo, y recorreremos toda la cabeza hasta llegar a la nuca.
Podemos hacer el mismo recorrido con las uñas, siempre sin hacernos daño. También son muy beneficiosos y agradables los peines de madera y los cepillos de cerdas naturales.