Jaspe rojo

0
18

El Jaspe es de la familia del Cuarzo, de dureza 7, y proviene de Sudáfrica. Su función es “purificar”.

Ayuda al hígado en la purificación de la sangre, y reconstituye las células hepáticas, es ideal en casos de cirrosis, intoxicación, y quimioterapia, en este último caso debe colocarse 15 minutos por día.

Una persona que sufre de colesterol (grasa en la sangre), tiene un mal funcionamiento de su hígado, ya que éste es el encargado de metabolizar las grasas.

En lo emocional, el Jaspe Rojo, no es apto para violentos, o personas de reacciones bruscas. Por ejemplo el Rubí, es la más poderosa de las piedras rojas. Cuando es de gran calidad, tiene mayor energía, por eso las personas que lo usan, a largo plazo sufren de problemas cardíacos crónicos.

Las piedras rojas se asocian con Aries. Aries es un signo de fuego que rige la cabeza. Si a un ariano le dan a llevar una piedra roja, lo más probable es que se excite demasiado, con consecuencias nada buenas. Leo, corresponde al corazón, y también es un signo fuerte, por eso no es compatible con las piedras rojas.

Para los trastornos de médula ósea, se debe usar progresivamente, comenzando con 15 minutos diarios, o de acuerdo con la tolerancia del individuo. En este caso se usa con cadena mediana, sobre el esternón. Cuando la médula ósea no funciona, el bazo trata de ayudarla, por eso se asocia directamente al bazo con la leucemia, cuando en realidad es un problema originado en la médula ósea.

Aunque la energía de las piedras rojas sea de cuidado, se debe tener en cuenta que ésta va directamente al lugar donde se la necesita, y luego de equilibrar el lugar afectado, comienza a irradiar hacia otros lados donde puede tornarse peligrosa, por ejemplo puede levantar la presión, provocar dolor de cabeza, etc.

Los órganos que más se benefician con el Jaspe Rojo son el hígado, los riñones, y el bazo, por ser órganos purificadores de la sangre.

La Amatista contiene hierro en su composición química. El hierro al ser productor de células, se torna letal en casos de disfunción crónicaes de cualquier tipo, especialmente el de médula ósea. Por eso, no se deben usar piedras violetas (mezcla de azul y rojo) en casos de disfunción crónicaes, pues éstas también estimulan la producción de células cancerígenas.

La “quimioterapia” forma en el doble etérico una especie de moco verde, que tapa la entrada y salida de energía y los “rayos” queman las líneas que lo componen.

El Jaspe Rojo ayuda a curar problemas de ovarios, menopausias precoces, y menstruaciones cortas. No se debe usar en casos de quistes o fibromas.

El Chakra del Sacro está ubicado en el nacimiento del vello, tiene cuatro vórtices menores, y esotéricamente se lo llama La Cruz de la Materia. Las energías naranjas, violetas y rojas que recibe del Bazo, son enviadas en dos direcciones, las limpias y puras hacia arriba, y las oscuras hacia abajo. Se trasciende elevando las energías por la columna vertebral, donde se encuentran los tres canales energéticos llamados Shushunna, Ida, y Pingala.

El canal principal llamado Shushunna, es derecho y está ubicado en el centro entre Ida y Pingala, estos dos últimos se entrecruzan.

Cuando una persona se abstiene fisicomente, las energías suben y salen por lo alto de la cabeza.

La energía violeta, se limpia y estimula la devoción.

La energía roja se limpia y desarrolla los afectos inegoístas.

La energía naranja se transforma en amarilla y ayuda a comprender las ideas abstractas.

Por eso algunas religiones practican el celibato. El celibato nos prepara para grandes cambios que han de producirse en el planeta.

La evolución nos lleva a transformarnos en seres andróginos, eso significa doble fisicoidad potencial, que es el equilibrio entre lo masculino y lo femenino. Hace millones de años los seres eran andróginos.

El magma es kundalini planetario, la energía que despertó al planeta y genera la rotación.

Loading...

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here