Granate

El granate es un cristal muy conocido y utilizado especialmente en joyería. Aunque recibe su nombre de la variedad de color rojo, porque es la más frecuente, también los podemos encontrar en amarillo, marrón e incluso verde.

El granate nos ayuda a mejorar nuestras relaciones sociales, permitiéndonos comunicarnos y abrirnos al mundo de modo positivo. Por esta misma razón es un cristal fabuloso para las personas que se encuentran baja de animoss o se sienten estancadas.

Es un cristal que activa las energías creativas y la imaginación, lo que te permitirá explorar nuevas ideas, nuevos proyectos y nuevos sueños. Ideal para las personas que no saben muy bien qué hacer con su vida.

Podemos aprovecharlo en meditación para activar y limpiar nuestras energías.

Abre nuestro canal intuitivo, limpiándolo para permitirnos escuchar la voz divina que hay en nuestro interior.

Por lo tanto este cristal se puede utilizar para cualquier tipo de meditación, y sin duda se verán reforzadas por su fuerza.

Ideal para el primer chakra.

La historia del granate se remonta a la Edad del Bronce (hace más de 5.000 años), época en la que esta piedra preciosa era muy popular entre los artesanos. Según las mitologías cristiana y judía, cuando la cólera divina nubló la tierra con tormentas ensordecedoras e interminable lluvia durante el Diluvio Universal, un granate rojo resplandeciente indicó el camino a Noé, dirigiendo finalmente su arca hacia la salvación.

A diferencia de otras piedras preciosas, los supuestos poderes de los granates pueden ser tanto protectores como destructores. Los cruzados engastaban granates en sus armaduras, creyendo que el poder protector de las piedras les conduciría a salvo. Algunas culturas asiáticas, en cambio, añadían esta piedra preciosa a las balas, creyendo que el poder destructor del granate aumentaría en gran medida el tamaño de la herida.

Se cree que el nombre de “granate” proviene de la fruta llamada “granada”, que contiene semillas de color rojizo, parecido al color del granate.

A la hora de determinar el valor de un granate, el color es el factor más importante. El color debe ser intenso y uniforme con una tonalidad no demasiado clara ni demasiado oscura. Un buen granate no debería presentar imperfecciones a simple vista e inclusiones mínimas a la lupa. El tamaño también es un factor muy determinante para estimar el valor de la piedra.

Los granates en realidad son un grupo de minerales relacionados, que tienen una estructura cristalina cúbica con ligeras variaciones en su composición química. En total, hay siete tipos principales de granates que son Almandino, Piropo, Espesartina, Grosularia, Andradita, Rodolita y Malaya.

.
Artículo anteriorHematites
Artículo siguienteAventurina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

.

Instagram

Ultimos Post

Me di cuenta de que estaba en una relación tóxica

Hace unos meses, terminé una relación tóxica. Teniendo 40 años, pensé que sabía identificar malas relaciones, pero me tomó dos años y medio darme...

Descubre tu nombre cósmico para saber el plan de tu Alma

Nuestro nombre Cósmico nos acerca a la respuesta del "Quién Soy Yo" No es algo nuevo que os comente que todos los seres humano emitimos...

Diamantes

Los diamantes son la substancia natural más dura, más rara y más densa conocida por el hombre y han constituido una fuente de fascinación...

Significado del Color de las Plumas de los Angeles

A nuestros ángeles les gusta enviarnos plumas para hacernos saber que están escuchando y trabajando en nuestras oraciones y peticiones. Los símbolos como las...

LO QUE PENSAMOS VARIA NUESTRA BIOLOGIA

Podemos cambiar Lipton impartió clases de Biología Celular en la facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin y más tarde llevó a cabo estudios...