EL HOMBRE QUE BUSCO

0
29555
EL HOMBRE QUE BUSCO

En una breve conversación, un hombre le pregunta a una mujer: ¿Qué tipo de hombre estás buscando?

Ella se quedó callada un momento antes de verlo a los ojos y le preguntó: ¿De verdad quieres saberlo?

Él respondió SI

Ella empezó a decir: “Siendo una mujer en esta época, estoy en posición de pedirle a un hombre lo que yo sola no puedo hacer por mí. Yo pago mis facturas, yo me encargo de mi casa sin la ayuda de un hombre, yo esto en la posición de preguntar: ¿Qué es lo que tú puedes aportar en mi vida?

El hombre se le quedo mirando y pensó que ella se estaba refiriendo al dinero.

Ella, sabiendo lo que él estaba pensando, dijo, “No me estoy refiriendo al dinero, yo necesito algo más”. Yo necesito un hombre que luche por la perfección en todos los aspectos de la vida. “Yo busco a alguien que luche por superarse, a alguien con quien conversar y que me motive a ser cada vez mejor”. YO NO NECESITO A ALGUIEN MENTALMENTE SIMPLE E INMADURO. Quiero a alguien a quien admirar y que me admire por mí misma.

Yo necesito a alguien lo suficientemente sensible para que me comprenda por lo que yo paso en la vida como mujer, pero lo suficientemente fuerte para darme ánimo y no dejarme decaer.

Alguien que me abrace tan fuerte que haga desaparecer mis miedos. Un hombre que comparta mis silencios, que entienda mi historia; que me ayude a sanar y a volver a creer.

Busco a alguien en quien pueda confiar, que me respete como su pareja y mejor amiga. Dios hizo al hombre y a la mujer en iguales condiciones para apoyarse mutuamente. Yo no puedo ayudar a un hombre inútil, que no se puede ayudar así mismo. “Yo busco a un hombre sensible y con buenos sentimientos, porque él conocerá mis sentimientos con sólo mirarme a los ojos”. Busco ternura.

Cuando ella terminó lo miró a los ojos y él se veía muy confundido y con interrogantes.

Él le dijo: “Estás pidiendo mucho”

Ella le contestó: “Yo valgo Mucho”.

Hay quienes buscamos algo más que dinero, lujos, viajes y detalles costosos; simplemente buscamos un amor real, que sepa apreciar lo que tiene enfrente.

En la vida hay distintas clases de chicas, aquellas que gustan de regalos costosos, una salida en un Mustang del año o a un restaurante de lujo; y hay quienes buscamos algo más: a alguien que te ame irremediablemente.

Sé que los príncipes azules están extintos, así que tampoco espero que alguien me suba a un pedestal o me haga una reverencia cada vez que estoy enfrente. Soy de las que piensa que los hombres perfectos no existen, simplemente espero a alguien que pueda darme lo que merezco y a quien yo también pueda respetar y valorar.

Foto en blanco y negro de pareja divirtiéndose.

Definitivamente no soy la persona que se contentará con un ramo de rosas, o una joya ostentosa. Las cosas simples son las que pueden hacer felices a mujeres como yo. Una conversación sincera, una tarde de películas, una cena sencilla pero cálida. Soy de las que prefiere caricias y sonrisas. De las que antepone el amor al dinero, porque el dinero se esfuma y el amor, cuando es real, permanece.

No me interesan los lujos. No me interesa ir a un lugar caro cada día. Prefiero que me ames como soy, con mis defectos y virtudes. Que estés conmigo en las buenas y en las malas. Que me ames pese a todo, incluso en aquellos que parecieran malos momentos, porque es en realidad cuando más se necesita.

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here