COMO CREAR UN HUERTO URBANO EN CASA

5
2087

Sorprendente y sencilla forma de cultivar tus propios alimentos creando tu huerto urbano en casa.

Los alimentos frescos que compramos cada vez son menos naturales y muchas veces pensamos en cultivar nuestros propios productos, pero el problema es, donde. Hoy en día poca gente puede disponer de un pequeño jardín o huerto donde poder cultivar sus propias verduras.

Hoy os hablo de una idea muy sencilla y original que mucha gente lleva usando desde hace años, donde podemos cultivar nuestras propias verduras sin necesidad de tener una huerta como tal.

Esta solución es tremendamente simple y por ello me llama tanto la atención. Os cuento como ponerla en práctica en vuestra propia casa.

Usamos un saco de tierra, como las que compramos cuando plantamos flores, pero como es para nuestro propio alimento, lo más orgánica y natural posible. Les hacemos unos agujeros en la parte de abajo a modo de drenaje que permita evacuar el agua de riego y colocamos el saco, sobre una superficie plana.

No lo colocaremos directamente en el suelo, para evitar que si hace calor reseque la tierra. Aprovechando que la colocamos en una superficie, lo haremos a cierta altura para que el trabajo se nos haga mucho más cómodo y no tengamos que estar agachados trabajando.

Cortaremos el plástico de la parte superior dejando un borde de unos 10 cms. y rastrillamos la tierra para ahuecarla.

Una vez realizado este paso podemos repartir las semilla por la superficie de tierra. Removemos la superficie para que las semillas queden cubiertas por la tierra y regamos.

Debemos tener cuidado con el riego, ya que el saco no acumula agua como nos pasaría en un jardín, por lo que tendremos que regar más habitualmente, manteniendo humedad en la tierra.

Podemos plantar todo tipo de vegetales, como lechugas, espinacas, col, zanahorias o rábanos.

Debemos aprovechar la temporada y podremos bienestarr de una forma sana y barata, comiendo nuestros propios vegetales.

Hay vegetales como la lechuga, las espinacas o las acelgas que no tendrás que arrancar la planta entera, coge las hojas que necesites y la planta seguirá dándote alimento durante mucho tiempo como si de magia se tratase.

Pocas cosas hay tan satisfactorias como comer los productos que tú mismo has cultivado, sabiendo que además son productos sanos y libres de químicos.

Ya no hay excusa para tener tu pequeño huerto urbano.

El riego en el huerto urbano

MANUAL

La regadera o manguera sigue siendo una buena solución para huertos pequeños. Lo ideal es disminuir regar muy poco a poco, para que el agua se infiltre bien por toda la tierra. Al hacerlo muy de golpe, se generan grietas que hacen que el agua fluya rápido y no de tiempo a las raíces a absorberla.

SISTEMAS DE AUTORRIEGO

Perfectos para complementar el modo manual, son macetas con depósito que acumulan el agua y la van filtrando poco a poco. También existen accesorios que funcionan como depósitos “móviles” que puedes colocar en las macetas en las épocas más calurosas o cuando te vas de vacaciones.

Ventaja: económico y sin instalación

Desventaja: Sólo apto para huertos pequeños

EXUDACIÓN O GOTEO CON PROGRAMADOR

Si tienes una mesa de cultivo, o un número de macetas considerables (unas 7-8) es necesario recurrir a un sistema algo más complejo, te dará mayor autonomía y podrás regular la frecuencia y la intensidad del riego de forma automática.

Las semillas y las plantas

A la hora de escoger las hortalizas y las verduras para el huerto suelen salir una duda bastante común…. ¿qué es mejor? ¿Empezar el huerto con semillas? ¿o comprar directamente la planta?

La respuesta es muy sencilla y a la vez muy complicada: depende. Depende sobre todo de tu nivel de experiencia y del cultivo.

Generalmente es más fácil comprar la planta y colocarla (transplantar) en su lugar definitivo, pero decir que vale la pena hacerlo con todas tampoco sería cierto, hay semillas que crecen solas prácticamente, con lo que resulta un derroche comprar el plantel.

Si estás empezando, es mejor que empieces con plantel aquellos cultivos que requieren una siembra en semillero. La siembra en semillero es aquella que se hace en macetas pequeñas, bajo un invernadero, antes de pasarlas al exterior y a su lugar definitivo.

Empieza con plantel o planta

Aunque lo que te he comentado no es un proceso complicado, puede abrumar un poco si no lo has hecho nunca. Por eso, si eres principiante, te recomiendo empezar con plantel estas hortalizas y verduras:

  • Tomates
  • Pimientos
  • Fresas
  • Berenjenas

Packs de plantel

Son mezclas muy variadas y adaptadas a la temporada, especialmente pensadas para aquellos que se están inciando

Empieza con semillas

Hay semillas que no requieren este tratamiento previo y que permiten ponerlas directamente en su lugar definitivo, son cultivos fáciles de germinar y rápidos. Estos son:

Judías

Guisantes

Lechugas

Rúcula

Espinacas

Albahaca

Cebollino

Cilantro

Perejil

Rábanos

Remolachas

Cebollas

Ajos

Cómo sembrar en 4 simples pasos

PASO 1

Para mejores resultados, humedece el medio de cultivo antes de sembrar. Es importante que la humedad sea homogénea, para que no quede ninguna zona seca que pueda dificultar la germinación.

PASO 2

Haz un pequeño agujero, que no supere 2 veces el tamaño de la semilla (es un error habitual enterrarlas mucho). Las semillas más pequeñas (lechugas, rabanitos) basta con ponerlas sobre la superficie.

PASO 3

Coloca 2-3 semillas en cada agujero, no más. Vuelve a cubrir con una ligera capa de sustrato. Vuelve a regar con cuidado de no remover las semillas del sitio.

PASO 4

Cuando las semillas hayan germinado, deberás escoger la más fuerte y quitar las otras dos, así, le dejarás espacio para que pueda crecer bien.

¿Qué se puede plantar en un huerto urbano?

Lo cierto es que en casa puedes plantar lo que quieras, en serio, de verdad, de todo, maíz, tomates, fresas, habas, hasta sandías o melones. Pero alto, que se pueda plantar de todo no quiere decir que debas empezar con todo. De hecho, es mejor empezar con unos pocos cultivos, que sean fáciles y agradecidos, para que poco a poco vayas subiendo el nivel (ya verás que te lo pedirá el cuerpo).

He clasificado los cultivos más sencillos para empezar, de esos que no suelen fallar. Son por los que deberías empezar.

Te los voy a clasificar de dos formas:

La primera clasificación es por temporadas, no podrás sembrar lo mismo en verano que en invierno. Una de las maravillas de tener un huerto en casa es que te vuelve a conectar con las estaciones.

La segunda clasificación es si lo que necesitas plantar deberá ser con semilla o con plantel, ya te he comentado antes que hay algunos que resulta más fácil comprar la planta directamente, pero que otros no vale la pena ya que parece que germinan solas.

¿Qué plantar en primavera?

SEMILLAS

Albahaca

Perejil

Cilantro

Espinacas

Lechugas

Judías

Rabanito

Remolacha

PLANTEL

Tomate

Pimiento

Berenjena

Fresas

SEMILLAS

Judías

Rabanito

Remolacha

Maíz

Perejil

PLANTEL

Albahaca*

Cilantro*

Lechugas*

Espinacas*

Rúcula*

Tomate**

Pimiento**

Berenjena**

*Si estás comenzando, En verano es preferible empezar estos cultivos con plantel ya que las altas temperaturas pueden dificultar la germinación.

** Sólo hasta Julio.

¿Qué plantar en otoño?

SEMILLAS

Judías

Guisantes

Habas

Lechuga

Espinaca

Perejil

Rabanito

Remolachas

Acelgas

Rúcula

¿Qué plantar en invierno?

Aquí la diferenciación entre semillas o plantel depende exclusivamente de la zona donde vivas, si las temperaturan suelen bajar de 5º C, empieza todos estos cultivos con plantel, si eres un mediterráneo valenciano como nosotros, crecen fácilmente con semilla.

Lechugas

Espinacas

Guisantes

Perejil

Rabanito

Remolacha

Rúcula

Acelga

5 Comentarios

Responder a Lorena Bustamante Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here