2 TÉCNICAS FÁCILES PARA DESBLOQUEAR EL NERVIO CIÁTICO

27
48969

El nervio ciático es un nervio ubicado en a parte posterior del cuerpo humano.

Cuando se ve afectado por algún problema ya sea inflamación ó por desgaste, este puede generar un gran dolor que se caracteriza por ser punzante y extremadamente doloroso.

Estos dolores comienzan en la parte baja de la espalda y se va extiendo por los glúteos y piernas.

Este problema es más común de lo que se piensa y se produce en su mayoría porque se ejerce un exceso de presión sobre este nervio.

Las más afectadas son aquellas personas de edad avanzada, sin embargo, en algunos casos hay personas jóvenes con este padecimiento.

La realidad es que nuestros músculos, especialmente los de la cadera pierden elasticidad a partir de los 30 o 35 años.

Por esta razón se contraen frecuentemente y ejercen presión en el nervio, lo cual produce un daño y por ende este dolor..

2 TÉCNICAS FÁCILES PARA DESBLOQUEAR EL NERVIO CIÁTICO Y ASÍ ELIMINAR EL DOLOR

Los tratamientos médicos constan de medicamentos antiinflamatorios que no suelen tener los efectos que esperamos.

Y, además nos producen efectos secundarios localizados en el estómago y los intestinos.

Afortunadamente hay algunos métodos naturales que te permiten mejorar este problema.

Son estiramientos d bajo impacto que harán que tu nervio ciático no sufra presión de los músculos a su alrededor.

Si tomas medicamentos y realizas estos estiramientos podrás mejorar en muy poco tiempo.

1/ Sobre una superficie plana, estira tu cuerpo y flexiona la pierna en donde se concentra el dolor, llevando la rodilla en dirección al hombro.

En cuanto sientas la tensión, detén el movimiento y trata de sostener esta posición por 30 segundos.

Vuelve la pierna a su posición horizontal y repite este movimiento tratando de agilizar el ejercicio cada vez un poco más.

2/ En una superficie plana realiza el mismo movimiento de rodilla hacia el hombro, pero luego crúzala por encima de la otra pierna.

Por ejemplo, si elevas la pierna derecha, crúzala por sobre la izquierda y sujeta la izquierda con tus manos.

Este es un movimiento un tanto más complejo, pero es necesario tener en cuenta que precisamente para aliviar los dolores del nervio ciático es necesario moverse y flexionar las rodillas.

Sostén la posición unos 30 segundos y repite con la otra pierna.

Si realizas estos ejercicios adecuadamente te aseguramos que en un corto período de tiempo notarás una gran mejoría.

Si lo conviertes en una rutina podrás sanar todos los problemas del nervio ciático de una vez por todas.

Para prevenir una nueva crisis de la ciática, se debe:

Hacer regularmente estiramientos para estirar los músculos de las piernas y de la columna;

Evitar el sedentarismo y practicar regularmente actividades como caminata, pilates o hidrogimnasia, ya que fortalecen y estiran los músculos; Tratar de mantener la postura de la espalda correcta tanto de pie como sentado; Estar siempre dentro del peso ideal; Mantener el abdomen siempre fuerte para proteger la columna.

Qué causa el dolor en el nervio ciático

El dolor del nervio ciático ocurre cuando sufre una compresión, lo que es común cuando la persona posee una hernia de disco lumbar, especialmente entre L4 y L5, también porque se aprieta el canal de la médula, se desalinea una vértebra o hay un aumento del tono y de la firmeza del glúteo.

Mujeres que practican actividad física en el gimnasio y tienen los glúteos muy trabajados pueden tener dolor en la ciática porque hay un aumento del tono o puede haber una contractura en los glúteos, más específicamente en el músculo piriforme.

Alrededor del 8% de la población mundial sufre de dolor en la ciática, porque las terminaciones nerviosas pasan por dentro del músculo piriforme, y éste cuando está muy tenso o con una contractura, comprimen el nervio, llevando al surgimiento del dolor con sensación de adormecimiento, choques eléctricos u hormigueo. Aprenda a identificar el síndrome piramidal.

Nervio ciático inflamado en el embarazo

Durante el embarazo es común que el nervio ciático sea afectado debido al rápido aumento de peso, el crecimiento de la barriga y la alteración del centro de gravedad de la mujer, lo que puede llevar la compresión de este nervio. Cuando esto ocurre en el embarazo se debe buscar un médico o un fisioterapeuta para iniciar el tratamiento y minimizar los síntomas presentes. El tratamiento puede ser hecho con ejercicios de estiramiento, compresas calientes y pomadas antiinflamatorias para colocar en la región donde se presenta el dolor.

27 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here